El sello en seco se utiliza básicamente para crear un efecto distinto y alternativo al tradicional marcaje con tinta sobre el papel.

El estampado altera la superficie del papel u otros sustratos proporcionando un efecto tridimensional o elevado en las áreas seleccionadas.

El procedimiento requiere el uso de dos matrices: una que se levanta y otra que está empotrada. Los troqueles encajan uno en el otro de manera que cuando el papel se presiona entre ellos el troquel elevado obliga al material en el troquel rebajado y crea la impresión gofrada.

La principal característica de este sello es la posibilidad de que el logo de su empresa, nombre o firma tenga un efecto de grabado en relieve en el documento sobre el que se estampe.

Para conseguir el mejor efecto posible es importante tener en cuenta estos factores:

   ***   La intensidad del impacto sobre el papel.

   ***   El gramaje del papel. Estas palancas de sello en seco están concebidas para papeles   de entre 80 y 100 gr.

   ***   El esfuerzo del grabador en la configuración y precisión en el grabado, así como la profundidad en el proceso de gofrado.

   ***   Los tipos de troqueles que se usan para gofrar. El material de las planchas a grabar debe ser el adecuado en función de las características del papel.

Ejemplo de la confección de tarjetas de visita utilizando un sello en seco y un sello autoentintable.