El diamante es el material más duro del mundo. Esta propiedad le otorga una aplicación industrial y hace que se utilice habitualmente en herramientas destinadas al corte, pulido y grabado.

En nuestro caso el diamante utilizado para grabar es de tamaño pequeño y está insertado en la punta de la herramienta que se fija en la máquina de grabar. El grabado se produce cuando el diamante entra en contacto y genera fricción en la superficie. La presión y velocidad con los cuales el diamante ataca el material a grabar son factores fundamentales a la hora de efectuar un grabado con acabados satisfactorios.

En el caso de grabar un obeto de acero la presión que ejerce la herramienta sobre este material debe ser máxima y la velocidad de movimiento lenta. Si la placa que se nos presenta fuera de aluminio habría que cambiar los parámetros de grabado ya que este material es más blando. Otro factor que es determinante es la rotación del diamante mientras se produce la grabación. El motor de la máquina de grabar hace girar el cabezal donde se inserta la herramienta de diamante ejerciendo una presión extra sobre el objeto a grabar. Esto es ideal para materiales duros y en los casos en que se quiera realizar un grabado profundo.

Esta técnica de grabado está concebida para el regalo personalizado en conmemoraciones, aniversarios, jubilaciones o eventos. La placa u objeto puede ser grabado con el logotipo, fotografía o texto que se desee. A partir de un original en papel o cualquier archivo digital nosotros con nuestros equipos procedemos a su vectorización y posterior grabado.